¿Te has tirado un cuesco?

¿Te has tirado un cuesco?

Cada vez que recuerdo esta anécdota me da una sensación como de vergüenza ajena asquerosa, pero bueno, la cuento, por qué no.

Hace años, cuando yo tenía unos 18, salí un par de meses con un chaval que era para darle de comer a parte, por contextualizar, un tío muy hipócrita que se esforzaba mucho por dar la imagen de hippie-colgao zen, paz, amor y one love. Pero nada de eso, era una persona asquerosa, en fin, continúo.

Pues un día estaba con el chico este en mi habitación, estábamos sentados viendo cosas en el ordenador, y de repente me viene un olor a pedo… flipante. Yo me quedé a cuadros porque estábamos sentados uno al lado del otro, pegados, no me podía creer que el tío fuese tan cerdo de tener los huevos de tirarse un pedo ahí conmigo al lado, en mi puta casa encima.
Total, que hubo unos segundos de silencio, y entonces va el tío y me suelta: – ¿Te has tirado un cuesco? Imaginaros mi puta cara de alucinar con la situación, yo sabía que yo no había sido obviamente, y allí sólo estábamos nosotros dos, en fin, tampoco hacía falta ser un Einstein para saber que el puto guarro había sido él. Pues yo le contesté que no, que yo no había sido, y el tío con toda su cara dura de psicópata, me miraba incrédulo, como super sorprendido de que yo no reconociera que había sido yo. Yo insistía en que yo no había hecho eso. La cosa pasó a ser una conversación de besugos, yo intentando defenderme de algo que obviamente los dos sabíamos que no fui. En fin, el psicópata de mierda fue hasta el final acusándome a mí. Yo me pregunto… ¿se puede estar más mal de la cabeza? Imaginaros el panorama, el tío iba tan convencido diciendo que él no había sido, que incluso llegué a dudar de mí misma, hasta por un segundo llegué a pensar si fue un puto poltergeist o qué coño pasaba. Vamos, un puto loco.

Moraleja: a la mínima sospecha de desequilibrad@ mental, más vale huir.

No hay comentarios

Publicar un comentario