Vergüenza en Mediamarkt

Vergüenza en Mediamarkt

+1

Bueno pues esto fue un día antes de la salida de un juego de Call of Duty, concretamente el Black Ops 2. Yo como un buen frikazo me pasé toda la tarde llamando al Mediamarkt para ver si tenía suerte y me lo vendían un día antes de su salida (de vez en cuando estas empresas lo hacen aunque se supone que no se puede) total que después de varias negativas y algunas esperanzas de que tal vez más tarde…, cuando ya eran las 8 y media de la tarde perdí toda esperanza y me di por vencido. Me puse cómodo con ropa de estar por casa (la primera que pillé por ahí) y me relajé pero, a eso de las 9 menos 10 (como un cansino de manual) me dio otro arranque y volví a llamar recibiendo (esta vez) una contestación positiva, que si me pasaba YA, pues me lo vendían.
Cojo la moto, llego al centro, me voy a la sección de juegos donde (lógicamente) no los tenían expuestos y entonces me voy al lugar donde suele estar el empleado de zona tecnológica con su ordenador pero había cola de unos 4 o 5 clientes, es ahí mientras espero cuando empiezo a notar bastante frío en las piernas y al mirar para abajo me doy cuenta de como está el percal… Con las prisas y los nervios no me había acordado de cambiarme y llevaba un pantalón de pijama de por lo menos 15 años atrás, gris con la tela tan raída y deteriorada que se me transparentaba y se me veía la carne y para colmo, me había puesto unas bambas que me regaló un hermano que no me ponía en mi vida por que (a parte de ser naranjas cantonas y querer simular ser zapatos), me iban 2 números más grandes. ¡Vamos que ni Crusty el Payaso! Pues me pudo tanto la vergüenza que me piré para casa me cambié y aún me dio tiempo a volver, aún no entiendo como no noté el frío en la moto ya que en el viaje de vuelta a casa ¡se me congelaron los muslos! Menudo friky…
PD: el pantalón pijama lo tiré esa misma noche.

No hay comentarios

Publicar un comentario